No creo

*Por Crazy Beer

Tenía una vida normal, lo sé. Buenos amigos, estudio, luego un trabajo, hogar, familia. Tuve una bella infancia, llena de recuerdos y sorpresas, mi memoria no me engaña. Algunos problemas se suscitaron pero nada grave, quizás algún trauma, pero ¿quién no tiene algún pequeño trauma? Más grande, más vida. Colegio, amigos, primeras pololas, nada del otro mundo. Fiestas, lágrimas, caminatas, peleas, un poco de sangre. Locuras, incluso droga, sexo y cosas nuevas. Situaciones alucinógenas y alcohol en demasía. Todo normal. Una familia creada por mí, una esposa y una hija, lo tenía todo en una edad joven, 25 buenos años. Recuerdo que ella me miraba y decía que todo sería para siempre, que veríamos a nuestra hija crecer, jugar, llorar. Moriríamos viejos, muy viejos, juntos y de la mano. Todo esto complementado con una corta vida laboral, pocos amigos al final, pero buenos, y una vida familiar reconfortante. Todo bien hasta ese día en la mañana.

Desperté sudando frío, mirando de reojo hacia todos lados, tratando de entender qué diablos sucedía. Un hombre entró en mi habitación. Vestía una bata blanca y me entregó un lápiz y un cuaderno. Me suministró algún remedio y se fue. Me levanté y comencé a golpear las paredes, no podía tranquilizarme. Mis recuerdos estaban vivos. Yo tenía una vida.

El hombre volvió. Me entregó una libreta y dijo que la leyera: eran mis recuerdos. Faltaban tres hojas por escribir y me dijo que lo terminara, que ya todo había terminado, que era una invención mía, que escribiera el final. Dije que no lo haría, que tenía vida por vivir, tenía sólo 25 años. Lanzó lejos la libreta, tomó mi cabeza y me dio tres golpes con los que caí al suelo. Me levantó a duras penas y me puso en frente de un espejo. ¿Qué es lo que ves? Preguntó. A mí mismo dije yo. Pues lo que ves, dijo sin detenerse, es a ti mismo en tu decadencia, en tu muerte, en tu ocaso, tienes 85 años. En ese momento un dolor invadió mi cuerpo, y desde entonces que no hablo. Mi vida es un cuento, lo sé, toda una vida encerrado. Soy un loco, lo sé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s