Muchas gracias Don Manuel

*Por Sr. Editor

Algunos días de la existencia de cada uno pueden llegar a ser malos, todo es negro, nada sale bien. Dentro de estos días nos contaminamos al punto de no ver las cosas claras, de pensar y jurar que no existen personas buenas, reales, sinceras, personas que gusten de esos momentos especiales de la vida, personas que sean sencillas y que no intenten aprovecharse de las circunstancias frente a lo que puede ayudar a su ego o simplemente a su bolsillo monetario. Sin embargo, y lo digo por experiencia propia, ese tipo de personas existen y creo realmente que son varios. Tal es el caso de Don Manuel.

Lo publicamos hace unos días, una pequeña historia sobre una billetera perdida, un comentario sobre lo que es importante para quien escribe, una publicación sincera y personal, historia que se debía seguir contando desde otra perspectiva, desde el complemento. Don Manuel, guardia del lugar donde me encontraba, encontró el artículo perdido, tras lo cual buscó por todos los medios contactar al dueño de este. A él no le importa el dinero, no le importan los bienes materiales, sólo busca – según las ideas implícitas sacadas de la situación – hacer feliz a las personas a quienes devuelve los objetos. Es una persona humilde, sencilla y que devolvió con una buena acción un gesto que él disfrutó el día del evento. Gesto con gesto, sonrisa con sonrisa, tuvimos un encuentro cósmico: cruzamos palabras, hablamos de lo importante de llevar a cabo estas acciones y poco a poco bajamos la intensidad de la conversación, ya que las palabras sobraban. Su emoción, por el sólo hecho de entregarme la billetera, se sintió varios kilómetros a la redonda y la mía, sinceramente, creo transcendió sus sentidos.

No creo en las coincidencias, tal cual lo dijo Nadie, y esto claramente que no lo era. Una serie de hechos totalmente normales y otros gestos enriquecedores llevaron a que ambos caminos se cruzasen, de que mi agradecimiento sea enorme y de que las acciones de Don Manuel sean plasmadas, aunque sea en un desconocido blog, por escrito.

No creo poder describir mucho lo que siento en estos momentos, ni tampoco escribiré las palabras que cruzamos ambos en nuestro encuentro, pero sí quiero dejar en claro una cosa: nunca me importó mucho la billetera, me ayudó a pensar y sentir distinto, todos pensamientos que mi nuevo amigo confirmó en un bello gesto de sencillez y realidad. Y eso es lo importante, agradecer el momento justo donde conocí a Don Manuel, el momento justo donde nos volvimos a encontrar y aprender mucho del instante real y cósmico que sostuvimos. Nuestra emoción y abrazo de despedida dijo más que mis torpes palabras.

Se lo agradezco señor. Usted me hizo disfrutar mucho la pérdida de mi billetera: lo que pudo ser un mal rato se convirtió en la confirmación personal de que lo importante va más allá de lo tangible.

Anuncios

4 pensamientos en “Muchas gracias Don Manuel

  1. Creo que, la esencia misma de la vida, la portan aquellas personas que no han sido infestadas por este “trajín” social que nos hemos montado.
    Gracias por este homenaje a la gente sencilla, pero que realmente son GENTE.
    Un saludo desde mi Isla de Tenerife.

  2. Pingback: A propósito del positivismo | SiTuAcIoN GrAvE

  3. Pingback: Se agradece | SiTuAcIoN GrAvE

  4. Pingback: Personas de buenas intenciones | SiTuAcIoN GrAvE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s