Caminando al revés

* Por Crazy Beer

Un amigo me dijo: “Don Nadie, las ideas se deben ejecutar apenas se alzan en la cabeza, ya que si no lo haces te arremete un dolor intenso con el que no podrás vivir”. Medité sobre el asunto un par de horas y me di cuenta que el pelmazo tenía razón. A mí me ha dolido el cuerpo toda la vida, ya que he aplazado mi libertad mucho tiempo buscando un piso firme donde poder plantar mis pensamientos, sin embargo tengo tanto miedo que creo que vivo en una arena movediza.

Le pregunté a mi perro que qué podría hacer. Me dijo que no fuera un estúpido y que iniciara la idea que tenía en mente. Le comenté que sería un poco ridículo, pero no me tomó en cuenta y se fue corriendo indignado, obviamente sin dejar de decirme que era una gallina.

Me enojé un par de minutos y me puse a mirar el horizonte. Vi el atardecer y decidí que ya era tiempo de hacer lo mío. “Serás un perdedor toda la vida si sigues con tus estupideces”, recuerdo que me dijo alguna vez mi abuelo. A lo que se refería él era que debía continuar con mis ideas inverosímiles.

Con el recuerdo pasado y una nueva actitud presente comprobé empíricamente que no era tan tonta mi idea y que lo extraño que hago no es más estúpido que vivir amarrado a una mentira: ahora que camino al revés y con los pies hacia el cielo todos me miran raro. Pero soy feliz. Muy feliz.

Anuncios

Un pensamiento en “Caminando al revés

  1. Pingback: En la búsqueda | SiTuAcIoN GrAvE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s