A propósito del positivismo

*Por Nadie

**El post se comenzó a escribir domingo 19-05-13 23:35 hrs.

Despertar por las mañanas medio desequilibrado y mirarse al espejo con los ojos semi-cerrados es mi rutina diaria. Luego de asearme y quitarme el sueño, tomo desayuno y enciendo mi notebook. Leo un poco de noticias, uno que otro chiste y luego, como un zombie, ingreso a Facebook. Cierro el computador y me voy pensando todo el camino en esos estados positivos de la gente, en ese extraño positivismo: “Buen día a todos”, “Vamos que se puede”, “Hoy es viernes chico”. Totalmente apestoso.

El positivismo se contagia, lo sé, las buenas acciones nos marcan, lo sé, pero aburre tanta cosa perfectita y bonita en este mundo rodeado de absurdas faltas a los demás. Incluso, hay veces donde ni siquiera palabras o sucesos especiales, como el vivido por el Sr. Editor con su billetera, me hacen pensar que se puede hacer algo, ya que, por mucho que avancemos en ese plano, siempre hay algo o alguien que te empuja y te pone la cabeza contra el suelo.

**Término del post 20-05-13 9:44 hrs.

Las coincidencias no existen, lo escribí una vez, lo olvidé a la semana. El positivismo se contagia, lo leí y nunca lo apliqué. Me gusta estar desintonizado, creer más en lo malo que en lo bueno, me cuesta pensar que hay gente totalmente sin manchas que en cualquier momento nos pueden dar una mano. Escribo apestado y criticando, de cierta forma busco una denuncia constantemente atacando. Sin embargo, y lo creo firmemente, siempre hay alguien o algo que te puede patear el trasero y decir, sólo con acciones, que uno está totalmente equivocado.

Bastó sólo un gesto y una acción para darme cuenta que ese positivismo interior y externalizado de algunas personas puede ayudar a otros, que buenas acciones pueden cambiar tu día totalmente. El sólo hecho de que tocaran mi hombro, me entregaran un billete de diez mil pesos y me dijeran: “compadre, te estoy siguiendo desde el principio del andén, toma, se te cayó este billete, para la otra ten más cuidado porque son diez lucas”, cambió mi percepción negativa del mundo en esa instancia, en ese preciso momento.

Agradecí perplejo la situación, el tipo siguió caminando y se despidió de buena forma. Me dejó sonriendo en el andén, no porque recuperé el dinero, sino porque me di cuenta que existen diferentes y entretenidas formas para decirte que no todo es tan malo en esta vida. Sólo depende de cómo lo veas.

Espero no olvidar esta lección, sólo depende de mí.

Anuncios

3 pensamientos en “A propósito del positivismo

  1. Pingback: De situaciones especiales | SiTuAcIoN GrAvE

  2. Pingback: A propósito del partido Chile-Bolivia y los fanáticos | SiTuAcIoN GrAvE

  3. Pingback: Personas de buenas intenciones | SiTuAcIoN GrAvE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s