De carencias y humanos

Por Roco (Invitado especial a escribir)*

Mis palabras pueden ser cortas y precisas o tal vez pueda explayarme de forma larga y extendida, de manera tal que llegue a ser incomprensible todo lo que pueda plasmar en estas líneas. En mis caminatas callejeras, en mis búsquedas incesantes de cosas esenciales o situaciones especiales que a nadie importan, me he dado cuenta de esas pequeñas carencias, de esa persecución interminable de los humanos por alcanzar y encontrar lo que realmente a cada uno de forma personal les falta.

Uno de los “amos” que tuve, por ejemplo, buscaba incansablemente la aceptación de sus pares, la integración social y familiar que lo llevase a un estado más elevado de felicidad. Sin embargo, su búsqueda se llevaba a cabo de manera errónea, ya que su enfoque se centraba en lo que los demás estimaban conveniente para su vida. ¡Qué equivocado estaba! No sabía ni entendía que sólo debía centrarse en lo que amaba, en lo que más quería y anhelaba ser de su existencia. Tenía una vaga idea de lo que podía aportar al mundo, pero no veía más allá de su nariz.

En mis andares por los diferentes senderos en los que me iba colocando la vida, también conocí a un hombre que perseguía la felicidad consiguiendo dinero y un éxito de mentira, sin importarle pisotear a quien estuviese a su lado. Según lo que pudimos conversar en alguna velada de esas especiales, logramos dilucidar que lo que en realidad quería ser era un creador de ideas, un artesano, un artista sin nombre que viviese de la entrega a los demás.

¡Basta ya de eso! Saquen sus colas estimados humanos y sonrían un rato, los verdaderos seres felices no le temen a nada. Puedo tener partes de mi cuerpo sin pelo, puedo ser un perro que para todos no tenga fundamentos, sin embargo aquí estoy, caminando en las calles, presentando mi arte y no me importa el reconocimiento. Sólo sé que por alguna razón estoy aquí  y, si lo entienden, bien por ustedes, no puedo dar tantas explicaciones sin volar un rato por el universo. Los quiero a todos y estoy contento, feliz, déjense de payasadas y sáquense un rato las cadenas.

Yo estoy aquí para servirles y ustedes también lo están para mí. Somos una bella cadena indestructible parte de un gran plan maestro. Sólo basta creerlo.

Si no quieren sacar sus colas yo se las presto, nunca he tenido problemas en hacerlo.

*Perro-artista, ganador del Premio Nacional de Arte Callejero 2012, creador y difusor del Movimiento Mueve la Cola y artista de renombre en el Chile urbano de hoy.  Si quieres saber más de él pincha aquí .

Perro mirando carnicería. Roco 2012.

Perro mirando carnicería. Roco 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s