Consejo para que todo sea más fácil en la vida

*Por Rankeado

"Difícil que el hombre vea las señales si con suerte 
sabe que su ego lo maneja" - anónimo

Un análisis extenso se creó en Situación Grave, ya que tiramos sobre la mesa de reuniones un montón de ideas sobre cómo todo en la vida podría ser más fácil y ninguna conclusión nos iluminó, a pesar de gastar muchas horas discutiendo e insultándonos, tratando de imponer un pensamiento sobre otro, analizando cuál pieza debíamos mover a continuación para ganar en el debate. Nos desafiamos, nos acordamos de las madres de nuestros compañeros, puño en alto nos gritábamos y luego golpeábamos la mesa, cual monos haciendo respetar su lugar. Una colega rompió en llanto cuando echamos por tierra su teoría cuántica de la felicidad y el argumento de un amigo mío fue destruido en mil pedazos porque encontramos una leve incongruencia.

Mantuvimos un millón de cálculos matemáticos y científicos en la pizarra, nos golpeábamos la cabeza en las paredes, pero ninguna nueva idea afloraba. De repente, entró a la sala el Tío Pepe, nuestro querido y estimado “tío del aseo”. El hombre pidió permiso, se disculpó por interrumpir la reunión, nos pidió que por favor no dejáramos tan desordenado y que, si no era mucha la molestia, le permitiéramos comenzar el aseo del lugar porque quería irse temprano. No hubo problemas, por lo que dio inicio a sus labores.

En cuanto nosotros, seguimos enfrascados en la importante misión de saber cómo la vida podría ser más fácil. Cuando ya no había más que moscas revoloteando en el aire y nadie hablaba, notamos que el Tío Pepe observaba detenidamente la pizarra de anotaciones.

– Saben, no entiendo nada de lo que tienen escrito ahí, me cuesta sumar y restar tanto número. Tampoco sé lo que es eso de la física ‘cuática’ ni por qué pelean por esto. Es una situación estúpida. Pero sí sé algo y lo creo firmemente: la vida es más simple de lo que creen, mucho más. La facilidad de la existencia radica simplemente en darse cuenta de la simpleza natural de las cosas. Si algo calza y se da de la forma más natural posible, entonces es porque debe ser así. Si cuesta mucho que encaje, es porque ni esta tuerca ni ese tornillo son los correctos, por lo tanto hay que cambiarlos.

Luego de eso, el hombre tomó el borrador y eliminó todo lo escrito en la pizarra. Quedamos perplejos, ¿Cómo pudimos ser tan estúpidos? Nunca debimos dejar que el Tío Pepe limpiara la sala sin antes haber terminado la reunión, ahora tendríamos que escribir los cálculos nuevamente.

 

Lo extraño de los comerciales de perfumes

Le pedimos a Nadie que escribiera sobre algo que le costara entender, pero que fuera interesante. Terminó enviando algo que no nos quedó del todo claro. De todas formas lo publicamos. Sr. Editor

Por Nadie

Si hay algo que trato de no ver son los putos comerciales de televisión. La publicidad como que me tiene aburrido, sin embargo hay un tipo de anuncio que siempre me ha llamado la atención: el de los perfumes. Estos son tan  extraños y conceptuales que mi cabeza tira humo cada vez que los veo. ¿Qué es lo que tratan de decirnos?

Podría iniciar una teoría conspiracional alrededor de ellos, pero puede ser que sólo esté alucinando. Definitivamente ni siquiera sé qué decir, no tengo idea que nos quieren decir. ¿Cómo sé que voy a oler bien si veo a un hueón entrar a un club y luego la canción de fondo dice que yo ‘no estoy en la lista de invitados‘? ¿O voy a oler bien andando en un yate y salvando a una mina a lo James Bond?

A veces creo que deberíamos ser más simples, mucho más simples al momento de hacer las cosas. Al final nadie quiere andar hediondo.

 

La evolución del 7mo Vicio y su aporte más allá del cine

*Por Nauj

Alan Watts consideraba que el trabajo debía ser visto como un juego, centrándose en el presente y llevándolo a cabo de tal forma que todo pareciese entretención, tal como la vida lo es. Yo no sé a ciencia cierta si en realidad es así o no como ve el equipo del 7mo Vicio,  programa de cine y mucho más del canal de cable Vía X, a lo que hacen, pero el reflejo que llega a sus seguidores y a otros tantos que lo ven a veces, se parece mucho a lo que dice Watts. Las cosas cuando se hacen de corazón, cuando se hace lo que en realidad gusta y no existe una preocupación más allá de entregar lo mejor, se convierten en naturales y, al ser algo natural, fluye solo, sin presiones ni condicionamentos externos. Es así como el programa ha evolucionado, según lo que creo, con todo su equipo y, especialmente, con la cara visible de todo: el Pelao Frías.

Hace mucho tiempo ya que comencé a ver al 7mo Vicio y a deleitarme con una visión de cine diferente mezclada con matices musicales que se acercaban a mis gustos, además de opiniones que se unían a ciertas miradas que le daba al mundo. Sin embargo, al pasar el tiempo no sólo se notaba que el programa iba cambiando de aspecto físico, si no que se conjugó el cine, en realidad las artes en general, con la vida, con aspectos más, digásmolo así, profundos. Las palabras del Pelao Frías unidas a imágenes o cortos que llegaban a la médula son el mejor ejemplo de ello.

El día que todo me quedó claro, donde me dije a mí mismo “el 7mo Vicio sigue en la misma línea, no se ha convertido en una mierda televisiva, continúa siendo ese oasis entre tanto no-aporte, pero no es el mismo, ha evolucionado y crecido en su contenido de forma natural”, fue cuando mi madre me comentó que si había visto ese programa del cable, el de un joven peladito que mostraba cortometrajes, que a ella le encantaban, que algunos eran súper bonitos y que dejaban pensando. Me di cuenta en ese instante que el programa transcendía, era tranversal para todos y que se estaba convirtiendo en algo, quizás exagero, casi espiritual.

No se trata de hacer queques, cargarles la Bip! o de idolatrar a nadie, pero las cosas hechas de este modo son las que trascienden en el tiempo, sólo basta con ver hasta el punto donde el mismo Frías ha llegado: publicó su propio libro.

Esperemos que el 7mo Vicio siga en la misma senda y que sirva de ejemplo para quien quiera hacer algo natural y fluido, sin pretender más que jugar en la vida. Así nos gustan las cosas en Situación Grave.

¡Qué tengan un buen día!

En la búsqueda

*Por Nauj

Por lo general, es difícil observar y oír cuando no se puede ver ni escuchar, cuando algo bloquea nuestros sentidos, cuando no podemos sentir el aire limpio ni probar los sabores que nos agradan. Cuando estamos en esos estados bajos, llenos de laberintos sin salida aparente, donde chocamos en todas y cada una de las paredes que nos autoimponemos, es bueno darse cuenta, en la medida de lo posible, de que la búsqueda y el camino final son más fáciles de encontrar de lo que creemos en nuestras atropelladas y cerradas mentes.

Ese estado presente en el proceso de buscar un lugar al que pertenecemos puede llegar a ser completamente tedioso y angustiante, ya que no podemos ver más allá de nuestras narices y, si no podemos obtener una visión amplia y analítica de lo que sucede no podremos llegar a buen puerto. Hay veces donde considerar el hecho de alejarse suena bien para muchos, ya que así se obtendrían y visualizarían los factores desde un punto lejano, donde podríamos mover las piezas como quisiéramos, dándonos cuenta que las soluciones son simples.

La búsqueda puede ser incesante y demorar, sin embargo la paciencia y constancia demostrarán al fin y al cabo el por qué de los senderos pisados. Todo este mejunje puede ser absolutamente extraño y casi imperceptible, además de ser diferente en cada uno de nosotros. No obstante ello, vale la pena darle una vuelta a lo que realmente somos capaces de llevar a cabo, a lo que realmente nos gusta hacer, darle una vuelta más a la búsqueda de nosotros mismos.

En otras palabras: hagan lo que se les de la gana, lo importante es que les guste y que no se haga daño a los demás, siempre disfrutando del viaje. En Situación Grave seguimos aprendiendo.

¡Qué tengan un buen día!

¿Hacia dónde viajan nuestros perros?

*Por Nauj

Día a día vemos diferentes situaciones que llaman levemente o de gran forma nuestra atención.  Algunas nos sacan sonrisas y otras nos pueden enojar, sin embargo no pasan desapercibidas y no son iguales para todos. Después de un leve debate concluimos que en Situación Grave existe un suceso en particular que por mucho tiempo, bastante ya, nos ha llamado la atención: el hecho que algunos perros callejeros, supuestamente de forma inconsciente y sólo por instinto, utilizan la locomoción colectiva a diario. ¿Hacia dónde viajan nuestros quiltros?

Basta dar una pequeña ojeada a nuestras ciudades para ver la gran cantidad de caninos abandonados, callejeros, caminando por alguna plaza, jugando con algún auto o con los cuerpos totalmente adentro de los basureros, que se desplazan por nuestras calles. No dejan de mover la cola y de estar contentos, algunos protegen sus territorios de forma feroz y otros acompañan a algunos humanos que duermen en las esquinas, personas que son medio invisibles para nuestros ojos. Los canes están en todos lados, de hecho se mueven por toda la ciudad (por lo que hemos registrado en Santiago) y, obviamente, para ello deben viajar en nuestros microbuses ¿Quién no ha visto a alguno en la pisadera, debajo de los asientos o simplemente afirmado de un fierro, tal cual lo hacemos nosotros cuando vamos derecho y ‘felices’ a nuestras labores diarias? ¿Quién no ha sonreído mientras sube uno sin pagar por la puerta de atrás? Dicen que algunos hasta llevan una BIP en sus collares. Lo tenemos que investigar.

Quizás deberíamos entrevistar a uno y consultarle, como buenos periodistas, hacia dónde diablos  va. Puede que nos digan que sólo van de paseo, que van a visitar al Rulo o al Blacky, que van a buscar a sus amos o que simplemente van directo a su trabajo.

Tal vez nunca saldremos de la duda, quizás nunca encontremos respuesta satisfactoria o puede que se realicen experimentos sin resultados aparentes. La única forma de llegar a un punto, creemos según debates internos, es darnos cuenta un poco más en lo que nos pueden enseñar estos peludos: de todos los que hemos visto, ninguno tiene miedo de tomar un microbús que los lleve a cualquier lado, ellos sólo van, se encaminan sin preocupaciones hacia cualquier destino disponible. Saben que no tienen nada que perder durante el camino, sólo lo disfrutan. Imitarlos quizás, sólo quizás, sería gratificante, aunque sólo por algún breve momento.

¡Qué tengan un buen día!

De situaciones y metas

*Por Nauj

“Yo creo que las situaciones se deben vivir a concho porque de todas formas llegaremos al final, lo importante es vivir el momento y disfrutar lo que se está viviendo. Cuando se llega al final se disfruta un momento, porque tú sabes que ibas a llegar, sin embargo son las situaciones las que te llevan a eso. Lo que podemos aprender en el presente es mucho más gratificante, por muy pequeño que sea. Así es como nos mueve la vida”. Cuando escuché esas palabras todo se volvió más claro, aprendí más de lo que pude haber aprendido en cualquier parte donde hubiese estado.

Sea como sea o sea cuál sea, todos tenemos metas o sueños que queremos alcanzar. Si realmente deseamos obtenerlos y disfrutarlos con todo nuestro ser nos centraremos  y pondremos todo de nuestra parte para llegar a ese fin. Sin embargo, en algún momento del camino o sendero que tomemos algo puede suceder, perdiendo u olvidando lo esencial de lo que estamos construyendo: disfrutar los momentos y situaciones que van creando y moldeando nuestros fines soñados.

Nuestros caminos se van pavimentando de a poco por las pequeñas situaciones que nos van arrastrando de forma, la mayoría de las veces, inconsciente hacia nuestras metas. Estos sucesos nos pueden marcar y enseñar una variedad de cosas que podremos aplicar cuando alcancemos el fin. Sin embargo, al no ser conscientes de esto, sólo nos centramos en llegar al final, con lo que mantenemos toda nuestra energía en un punto que, a veces, se aleja más y más. Cuando llegamos y lo alcanzamos sentiremos felicidad y bienestar por cumplir con lo que queríamos, pero quizás eso nos dure sólo un momento. Tal vez miremos hacia atrás y nos podríamos dar cuenta de que algo se perdió en el camino o que puede ser que algo no vivido nos haga falta en ese momento, por lo tanto nuestra felicidad momentánea se volatizará y nos abandonará.

Son las situaciones vividas día tras día las que nos ayudan a caminar de forma más sabia por el camino que estamos atravesando, ya que ellas nos pueden dar cualquier tipo de experiencia, grande o pequeña, buena o mala, pero enseñanza al fin y al cabo. Algún tipo de conversación en el metro, en la calle, una pequeña ayuda, unas buenas palabras a algún ser querido, hacer cariño a un perro o una buena conversación de amigos. Todo nos puede ayudar, sólo debemos disfrutar esos momentos, aprender y continuar con aún más sabiduría, aunque sea implícita.

La paciencia es parte de este proceso. No desesperemos si el camino se hace más difícil, quizás hay una situación que nos está enseñando a esperar más por esa recompensa final. Disfrutemos las conexiones que nos entrega la vida.

Quizás acá estamos hablando sandeces, quizás no sea importante para nadie, pero lo invitamos a hacer el siguiente ejercicio: si ya ha alcanzado alguna meta mire hacia atrás y conecte los puntos, conecte cada situación que lo llevó a donde está ¿las disfrutó con todo su ser?

¡Qué tengan un buen día!

De situaciones especiales

*Por Nauj

Hay días donde la inspiración hace falta, donde no se encuentran situaciones especiales o dignas de contar en un simple escrito. Días donde no tenemos muchas cosas interesantes que decir o escribir, ya que sólo pasamos una jornada más haciendo lo que siempre hacemos.

Todo esto es un claro ejemplo de lo que sentimos cuando no llevamos a cabo lo que realmente debemos hacer. Nuestra misión es buscar y realizar, moldear y recrear exactamente la situación especial que amamos, la que cada día nos llamará a ver cosas nuevas y crecientes en nuestras jornadas de la vida.

Acá, por lo general, siempre hay algo que nos llama la atención y que es digno de contar, como la búsqueda de las razones por las cuales un perro vive en la calle o cuando vemos alguna acción que friccione la realidad y nos invite a compartirla de forma contenta y feliz con otras personas.

Todo radica en esas pequeñas fricciones-situaciones, todo radica en lo que queremos hacer, sin embargo nos debemos sacar el miedo para llevar a cabo una verdadera situación especial para nosotros mismos. Liberémonos un rato de la extraña ironía de las situaciones graves.

¡Qué tengan un buen día!

No_tengo_idea